Yo entreno mi Música – Sergi Vañó Peidro

¡Hola a todos!

Hoy tenemos a Sergi Vañó Peidro , Tubista profesional, profesor de iniciación a la música y de música y movimiento. Sergi es un gran amigo, que conocí en el Conservatorio Superior de Alicante y entonces ya era el tío que más deporte realizaba de todos los tubas y bombardinos. ¡Un placer Sergi!

Aquí os dejo su entrevista:

Cuentanos un poco de ti Sergi y también, a que te dedicas actualmente.

Me llamo Sergi Vañó, soy titulado en música con la especialidad de tuba, y actualmente estoy dando clases de Iniciación a la Música y de Música  Movimiento a los más pequeños, al mismo que preparo oposiciones de mi especialidad

¿Qué es para ti el deporte, sensaciones, beneficios para tu salud, para tu música…?

Para mi, el deporte es una vía muy importante de desconexión, sirviéndome para mejorar mi calidad de vida. Al realizar cualquier deporte habitualmente siento que mejora mi digestion, mis horas de descanso e incluso mi humor. A nivel musical, también todo es mejoría: toco más relajado, respiro mejor e incluso me llega a facilitar la ampliación de los registros. Cada vez me gusta más practicar deporte y tocar con la sensación en el cuerpo de haber ido a nadar o a correr.

IMG_20180309_101319_119

Por último Sergi, ¿Porqué debemos los artistas de cuidar nuestra mente y cuerpo?

A nivel profesional, y también en estudios superiores de música, la exigencia física y psicológica son máximas. Son muchas horas las que debemos pasar con nuestro instrumento para conseguir nuestras metas, ya sean pruebas, clases, audiciones o conciertos. Para ello, debemos tocar con un cuerpo sin tensiones, lo más relajado posible y concentrados en lo que hacemos. Esto último pienso que es muy importante, ya que en muchos casos se estudia muchas horas pero no se saca provecho: vale la pena estudiar media hora al 100% de concentración que 3 horas despistado. Otro factor que influye mucho en  los músicos es el miedo escénico, el cuál afecta en gran medida, tanto a estudiantes como a profesionales, en el trabajo final enfrente de un público, y pienso que es algo que se trabaja muy poco, o nada, en los conservatorios.

En definitiva, el músico debe estar preparado tanto psicológicamente (para aprovechar el trabajo y disfrutar con la música) como físicamente (para no padecer lesiones, tocar más relajado y disfrutar también haciendo música). Una educación musical perfecta sería aquella que incluyese psicólogos y fisioterapeutas en los centros.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s