El cuerpo es un TODO, ¡cuídalo!

Hoy en día hay mucho interés y programas que ayudan a la corrección postural, denominadas de mil maneras: gimnasia suave, reducción postural, técnica corporal…

Por regla general todos los problemas de espalda vienen dados por poca masa muscular, malos hábitos en la postura, falta de elasticidad de cada individuo y sin olvidarse del estrés.

Por eso hay que concienciarse de que nuestro principal instrumento somos nosotros mismos.

IMG_0405

Desde que nacemos hasta nuestros últimos días, nuestros cuerpos experimentan variaciones a largo plazo, y más en nuestro caso que estamos expuestos a largas jornadas de estudios, viajes, mucho estrés y con el contacto en algunos casos de instrumentos muy pesados, siendo un uso excesivo de todos los sistemas de nuestro cuerpo.

Está demostrado que nacemos libre de tensiones musculares, pero las emociones vividas junto con nuestros estilos de vida nos proporcional muchas tensiones.

Cuando tocamos ponemos en tensión diferentes grupos musculares, con movimientos repetitivos es casi imposible no producir desequilibrios entre los diferentes grupos musculares llevando a sufrir una patología como lordosis cervical, lumbar.

Por eso debemos entrenar nuestra forma de tocar de la manera más relajada posible utilizando la menor fuerza motriz (aire, brazos…)

Hay culturas que todavía mantienen las costumbres de sentarse en el suelo, dejando de lado las sillas y siendo mucho menor el índice de padecer patologías.

Aunque parezca una tontería es muy importante nuestro estado psíquico referente a la postura, ya que no adaptamos la misma postura un día soleado y con alegría que otro lluvioso y encima si las cosas no andan bien. Eso pasa también en nuestra respiración que experimentamos para las diferentes pruebas que realizamos, recitales, concursos, conciertos…  Si estamos relajados la respiración es profunda pero cuando estamos angustiados es corta y rápida.

Un apunte muy interesante, resulta ser que el diafragma también afecta nuestra postura. Tenemos que tener un gran equilibrio entre la presión torácica y la abdominal. Concretamente en una lordosis alta (orientada hacia arriba).

12

Podemos comprobar fácilmente nuestras alteraciones en la columna vertebral con el simple hecho de apoyarnos en la pared. Si apoyamos nuestra espalda y nuestros glúteos sin tener un gran espacio entre la pared y la zona lumbar, es que tenemos una curvatura normal.

La hipercifosis dorsal. Este caso es si tenemos apoyada la parte de la espalda y no la del glúteo. Esta patología nos hace tener una espalda redondeada, por la posibilidad de muchas horas de mala postura frente al ordenador o de estudio.

Otra más, puede ser la Hiperlordosis lumbar que esta será en el caso de apoyar nuestra espalda y glúteos, pero tener mucho espació entre el hueco de la espalda y la zona lumbar, haciendo tener el estómago hacia afuera, que posiblemente se dé por un acortamiento de flexibilidad en la zona isquiotibial, como también por los diferentes músculos que deberíamos estirar como: el psoas, la musculatura lumbar y el diafragma.

Ahora viene la desviación lateral más común, la Escoliosis, que muchos estudios dicen que el 75% de la población, aproximadamente tiene un cierto grado de escoliosis.

¿Cómo podemos saber si padecemos esta patología?

Pues si tenemos un hombro más alto que otro, una cadera más alta que la otra o más abultada, al agacharse hacia adelante con las piernas estiradas haya un lado más alto o abultado que el otro.

13

Por eso en nuestro caso son muy importantes los estiramientos tanto al principio de la práctica musical como inmediatamente al finalizarla, siempre siendo de menor dureza los primeros para evitar lesiones (con un previo calentamiento general) y ya después de la sesión, unos estiramientos de mayor dureza.

Esto conlleva una seria de beneficios que mejoran la postura ya que iguala algunas cadenas musculares más acortadas que otras que son la respuesta a nuestros dolores.

Los estiramientos también ayudan a mejorar en amplitud de movimientos, facilitan el riego sanguíneo de nuestros músculos. También evitan las dichosas agujetas ya que al estar estirado ayuda al mejor aporte de nutrientes y a su rápida recuperación. Y por último podríamos decir que nos ayuda en nuestro estrés disminuyéndolo de forma notable.

Recomiendo que, si veis en vuestro cuerpo alguna anomalía o sufrís de malas posturas con, vayáis a un profesional del sector, o solicitéis la ayuda de un entrenador personal. También existen formas divertidas de ayuda para evitar estos problemas como el método del Yoga (el más conocido entre la gente) también otro muy conocido es el método Pilates, la técnica Alexander, entre unos cuantos más…

Así que recuerda que “Nuestro Cuerpo es un Todo” y sin ese TODO no podemos hacer lo que realmente nos gusta. Que es disfrutar y vivir de la música.

IMG_8665

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s