ENTRENANDO MI MÚSICA

Cuando estudiaba en el conservatorio, sentí que nunca me enseñaron como entrenar mi mente y cuerpo, para afrontar mi día a día, teniendo así, una vida artística de mejor calidad y duradera. No digo que no haya centros donde si puedan o estén ofertando esta educación, solamente nombro lo que por desgracia ocurre en la mayoría de centros.

Es por todo esto, que decídi “Entrenar Mi Música” y la de los demás.

Soy un Friki del cuidado físico y estudié diferentes cursos de entrenamiento personalizado, nutrición, psicología deportiva, running… pero no con la finalidad de entrenar a nadie, sino para conocerme mejor y mejorar. Descubrir y experimentar lo aprendido y lo que voy enseñándome día a día. Pero ahora si, humildemente con lo que pueda yo saber y la ayuda de buenos profesionales, quiero ayudar de la mejor forma a todo el colectivo artístico.

Como estoy harto de ver a artistas sufrir… me prometí concienciar y transmitir a los centros donde se imparte música,  que realmente somos deportistas de élite y necesitamos servicios al alcance de todos los profesionales y estudiantes de este arte, para poder así, realizar nuestras tareas de manera más eficaz.

Aquí te adjunto más información con el TRÍPTICO:

Estamos expuestos a demasiadas tensiones, estrés, horas de estudio mal aprovechado… debemos saber cómo hay que estudiar, cómo tenemos que entrenar nuestra mente (aplicar la psicología deportiva) y sobre todo a cómo debemos nutrirnos adecuadamente para nuestros duros días, viajes y forma de vida. 

En España, al igual que otros países, se debería de desempeñar asignaturas desde el grado elemental, dedicadas tanto al conocimiento mental como a la parte física, siguiendo con los cursos del grado profesional y sobre todo con el más importante y el que provoca más problemas físicos y ,mentales, como es el caso del grado superior. (Por las exigencias que nos creamos o nos puedan crear).

Conservatorio Profesional de Murcia (Murcia – 2019)

¡Pero, estoy contento! Últimamente estoy viendo por mis redes sociales que la gente está cambiando su perspectiva y está empezando a ¡entrenar su música!

Por eso, si no lo haces aún, empieza a pensar en cual es tu principal instrumento y punte a trabajar en él, entrenado tu mente y cuerpo, para que luego tu música e instrumento lo noten.

Después de la charla, ¡TOCA SOPLAR!